La transformación digital, fundamental para alcanzar el liderazgo en el sector agroalimentario

En el debate del ciclo ‘La Agroalimentación en el siglo XXI’ se trazaron los retos de las empresas para ser más competitivas

Sin transformación digital, las empresas del sector agroalimentario de Cantabria no alcanzarán una posición de liderazgo. Esta y otras importantes conclusiones se arrojaron en la mesa redonda celebrada este jueves en el salón de actos de la Universidad Europea del Atlántico, en el marco del ciclo ‘La Agroalimentación en el siglo XXI: productos, nutrición y gastronomía’. Retransmitido en directo en la web del periódico, el acto fue presentado y moderado por el coordinador de Cantabria en la Mesa y redactor jefe de El Diario, José Luis Pérez, y clausurado por el consejero de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco, alineado con las empresas agroalimentarias por la importancia que tienen para la economía regional y el papel que juegan en el medio rural.

El sector ‘agro’ para ser más competitivo debe apostar por la innovación, aumentar la inversión, modernizar las infraestructuras o aprovechar las ventajas que supone la digitalización en toda la cadena de valor. Y para conocer en qué fase se encuentran las empresas en lo referente a transformación digital –un concepto que va mucho más allá del comercio electrónico y de las redes sociales– y cómo hacer frente a esos retos, intervinieron en el debate ante un aforo reducido por el covid, José Carral, Rubén Calderón, Joseba Argoitia y Enrique Conde.

Desde la perspectiva del productor, José Manuel Carral, director-gerente de Sobaos Joselín, consciente de que éste es el único camino para ser más competitivos, advirtió que «debemos ser capaces de diagnosticar nuestras capacidades digitales si queremos tener una herramienta que nos permita tomar decisiones no intuitivas. Necesitamos recibir datos internos y externos. En una empresa digitalizada el riesgo de cometer errores es menor».

La formación es otra de las claves para el futuro de las empresas agroalimentarias y en las cuatro titulaciones que la Universidad Europea del Atlántico ofrece vinculadas al mundo agroalimentario, está representada toda la cadena de valor. «Prácticamente el 80% de la investigación que hacemos en la universidad está relacionada con el mundo agro», afirmó su rector, Rubén Calderón. «Cuando analizamos Cantabria nos dimos cuenta de que faltaba mano de obra cualificada en estas empresas. La alimentación es de las pocas cosas que es transversal a todos los sectores pero a Cantabria le falta dar el salto para convertirse en algo relevante».

Los alimentos de Cantabria, en la mesa

Los alimentos de Cantabria, en la mesa

El acceso a la financiación es otra de las claves estratégicas para las empresas. Joseba Argoitia, director territorial de AgroBank, dejó constancia de las diferentes realidades que se producen a la hora de dar el paso hacia la transformación: «A unos les cuesta, por miedo o desconocimiento, y otros, los más visionarios, están dispuestos a invertir en algo que aún es intangible».

Desde la patronal CEOE Cepyme, su presidente, Enrique Conde, apuntó hacia las sinergias y el asociacionismo como claves para «ser más rápidos y competitivos. Los empresarios ‘agro’ tienen que unirse para movilizarse».

Menú principal